Home

Dos periodistas se internaron en el Santuario Nacional Lagunas de Mejía. Todo con un solo objetivo: ver a la Choca de Pico Amarillo. ¿Misión imposible? Aquí la historia. No lea, vea.

Informe para Línea de Fuego de ATV SUR y para la agencia de noticias Quepasa.pe

Por: Jasson Ticona

Cortesía de comunicandonaturaleza.blogspot.com/

Cortesía de comunicandonaturaleza.blogspot.com/

Amanecer en el Santuario Nacional Lagunas de Mejía es, por así decirlo, un lujo descomunal. La alborada se abre lentamente y cantan las garzas blancas. Todo parece asombroso, insólito, extraño, hermoso. Cuatro de la mañana y 20 centígrados de temperatura rozan nuestros rostros. Pero, ¿qué hacemos aquí? La pregunta puede tener una respuesta simple y trivial: queremos ver a la Choca de Pico Amarillo, la única especie que habita en esta zona del Perú.

Los guardaparques aseguran que en todo el santuario existen apenas diez aves de esta variedad. ¿Sólo diez?, preguntamos incrédulos. “Sí, nada más, o tal vez menos, ni siquiera tenemos fotografías”, responden.

Internarnos en todo el Santuario para lograr nuestro objetivo puede resultar, sin duda, una tarde difícil, complicada. La superficie de toda esta área protegida es de 690,6 hectáreas. El terreno es arenoso, repleto de juncos, silicornias y gramas saladas. Hay tres lagunas, y miles de aves que en sus ojos irradian la serena alegría de la libertad.

Aún en la oscuridad empezamos a caminar. “Nos estamos ensuciando los zapatos, como dicen los políticos”, bromeo. Pero no. Nosotros no buscamos votos, caminamos lentamente en busca de aves, concretamente: queremos ver a la Choca de Pico Amarillo.

El primer obstáculo es el olor, un raro olor que penetra, sin permiso, por nuestras sorprendidas narices. “Es por la descomposición de los vegetales que ocurre en la noche, pero luego desaparecerá”, nos asegura Henry Alayo Calisaya, jefe del Santuario. Él nos propone visitar la desembocadura del Rio Tambo, conocer ese lugar en donde se une lo dulce con lo salado, el río con el mar, el eterno refugio para las aves migratorias. Los pobladores locales aseguran que es la zona más seductora de todo el Santuario y razón no les falta. Si el poeta Mariano Melgar estuviera vivo, repetiría tal vez sus versos: “¡Qué grande, qué estupenda maravilla! El mar inmenso viene todo entero, ya parece tragarse el continente”.

Se oye nítidamente el sonido del mar, agresivo e imponente, y se siente la tranquilidad del río Tambo, que sucumbe con pasividad. En esta zona se acumulan gran cantidad de aves migratorias, especialmente en verano. Aquí descansan, se alimentan y siguen su ruta hacia otras zonas del mundo. Se puede observar a los playeros blancos, a las garzas, a los chorlos árticos, a los gallinazos, a la gaviota de Franklin. ¿Y la Choca de Pico Amarillo? Nuestros ojos no lo pueden divisar.

Cuando la claridad se impone, hay otra ave que reciamente camina en silencio. Es la Parihuana. Tiene su plumaje blanco y en los costados, color rosado. Su cuerpo entero es un orgullo, pues lleva los colores de la bandera peruana.

Al final… por fin, fuimos premiados. Vimos a la Choca de Pico Amarillo. Pero, para qué les cuento, mejor véanlo.

Informe: Sonia Ramos
Cámaras y Edición: Jasson Ticona

I PARTE

II PARTE

¿Cómo llegar? 

En el Santuario Nacional Lagunas de Mejía está ubicado en el Distrito de Dean Valdivia, provincia de Islay, departamento de Arequipa, Perú.

Se puede llegar a través de vías terrestres que parten desde Lima y desde las principales ciudades del sur del país. Hay cinco rutas alternativas de carreteras asfaltadas: Lima-Camaná-Repartición-Mollendo-Mejía (1020 km), Arequipa-Mollendo-Mejía (143 km), Arequipa-Cachendo-Cocachacra-Mejía (149 km), Tacna-Moquegua-El Fiscal Mejía (295 km) y la nueva carretera Costanera que va de Ilo a Valle de Tambo (aproximadamente 70 km).

2 pensamientos en “En busca de la Choca de Pico Amarillo

  1. Lagunas de Mejía podemos encontrarlo en el departamento de Arequipa, si bien está zona no es tan reconocida pues podemos destacar ciertos puntos importantes que la hace interesante, como la abundancia de aves tales como la parihuna, la choca pico amarillo, el pato zambullidor, la garza blanca, el gallinazo de cabeza roja; entre otras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s