Home

Una historia inolvidable y un amor que nunca floreció.

Cásate, tienes mi bendición

Cásate, tienes mi bendición

Hoy recibí una noticia que me dejó en suspenso: Se casa la mujer que algún día amé. Así es, ella se vestirá de blanco y subirá al altar. Dirá “sí, acepto” y todos aplaudirán. Sí pues, así es el destino. Me hubiera gustado ser el elegido, su eterno compañero, su fiel amante, pero no… el destino no quiso, mejor dicho, seamos sinceros, ella nunca quiso.

La conocí una fría mañana. Fue como un amor a primera vista. Ese mismo día me enteré que se llamaba Luz, Luz Marina. No sé si me llamó la atención su risa, sus cabellos o su mirada, algo de ella bloqueó mis sentidos y latidos. Si por azares del destino, volteaba y me miraba, yo, cual hombre hechizado, quedaba mudo y petrificado, templado hasta la coronilla y chino de felicidad.

Siempre la miraba de lejitos, en silencio, contemplándola cada segundo. ¿Que primero son los estudios? ¡No estoy de acuerdo! Y así transcurrían mis días. Pensando, soñando y viviendo por ella, por ella y por ella. Con el tiempo nos hicimos amigos, caminábamos y estudiábamos juntos. Hasta que un día tomé la fatal decisión de dar la estocada final. “Ya es tiempo”, me dije. “Jasson, hoy tendrás tu primera enamorada”. Como todo muchacho apasionado, me bañé con ruda (para las buenas vibras), escogí la mejor ropa y ensayé en el espejo las palabras que había que decir. Tenía prácticamente memorizado todo, como la tabla de multiplicar. La llamé por teléfono y nos encontramos a las 7:30 pm. No sé si sudé, tal vez me oriné de miedo, no recuerdo mucho. Fue rápido y casi fugaz. Al final, me retiré con aquellas palabras lapidarias que aún deambulan por mi mente: “Jasson, tú eres mi mejor amigo, eres como mi hermano”.

Esa misma noche, sin chamanes, ni libros de autoayuda, hice que Luz Marina salga de mi vida. Me zambullí en juegos infantiles y lecturas de primaria. Pero ¡oh sorpresa!, luego de un año, después de 365 días, la vi otra vez. Y ahí estaba tan bella, tan linda, hermosamente atractiva. Tan dulce, tan tierna, tan, tan, tan indescriptible. Otra vez quedé petrificado, muerto y sepultado. Quedé extensamente enamorado, atrapado y certeramente hundido. Días después la amistad otra vez floreció, quizá por eso me dije una noche: “Merezco una oportunidad más. Quien la sigue, la consigue”. Me armé de valor y otra vez fui a su encuentro. Esta vez la respuesta fue alentadora: “Jasson, yo te quiero, tal vez más adelante”.

Cuatro años viví pensando en ella. Todas las noches con sus tardes y días. Si llovía pensaba en ella, si soleaba la recordaba. Cuatro años seguí sus pasos. Intenté tres veces más, me mandé tres veces más y las tres veces recibí la misma respuesta. ¡Que no! Nunca se concretó aquella ilusión, aquella sombra, aquella ficción. Meses después de mi última incursión, decidí olvidarla. Y así fue.

Ahora ella se casa, y fue ella quien me lo dijo a quema ropa (me dio la primicia): “Jasson, estoy feliz, me casaré”

Decidí ir a su matrimonio y ella prometió enviarme la respectiva invitación. Le prometí no hacer ningún escándalo, ni oponerme en plena misa. Ella sonrío y me agradeció.

PD1. Lucecita, te deseo lo mejor y éxitos en tu vida. Y no te olvides de los patas.
PD2. Si algún día te divorcias. Aquí me tienes. (Jejeje) Bromitas.

Tema de tu futuro esposo. Él te lo dedica.

Un pensamiento en “Se casa la mujer que algún día amé

  1. Hemos tenido una esfera personal formada por personajes regulares que encima extendían sus tentáculos en otras tramas formada por su hermana Thea, la madre, Walter, Laurel y Tommy. Estaban también sus compañeros de batalla, John Diggle y la simpática Felicity. Sus enemigos, el ex suegro y Malcolm Merlyn. Bueno, y los co-habitantes de la isla. Podría haber tenido cuatro secundarios y Greg Berlanti, Marc Guggenheim y Andrew Kreisberg prefirieron tejer una amalgama más interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s