Home

La última picantería, El Pato, con más de 125 años de antigüedad cerró su local.

Un callejón estrecho es el camino para ingresar a la Picantería “El Pato”, la última picantería ubicada del Cercado de Arequipa, en la calle Villalba 113. La historia señala que tiene más de 125 años de creación, pero esa tradición podría morir. Los dueños han decidido vender la casona y poner el punto final a la tradicional picantería. Edgar Valcárcel lucha por mantener abierta la picantería herencia de su familia. Por problemas familiares venderán el local. “Derramaré lágrimas cuando encontremos comprador, vendí americanos y arroz con pato casi toda mi vida”, nos relata con melancolía Valcárcel, uno de los dueños de “El Pato”.

 

El Pato cerro sus puertas

El Pato cerro sus puertas

Por: Jasson Ticona

Cuando a Javier Medina le dimos la noticia, una rara sensación recorrió por su cuerpo. Sus ojos parecían palpitar. ¿Es cierto eso?, nos preguntó. ¡No puede ser!, dijo en voz baja. Javier de 65 años de edad, inclinó su cabeza, cogió su rostro y un suspiro húmedo murió lentamente. Luego nos contó que aquí, en la picantería “El Pato”, conoció a Lucía Gallegos, su esposa, aquella mujer que lo acompañó por más de 30 años. “Siempre vengo aquí para recordarla”, nos confiesa.

Son cerca de 250 comensales que ingresan todos los días a “El Pato”, la única picantería viva, ubicada en la primera cuadra de Villalba, en el centro de Arequipa.

“Ya no hay más picanterías en el centro histórico, es la última que queda”, precisa el historiador Enrique Ramírez Angulo. Se calcula que en 1,930 había 200 picanterías.

¿Pero por qué la noticia entristeció a Javier Medina? Los dueños de esta picantería han tomado una decisión: vender el local, una casona de 322 metros cuadrados.

“Este lugar nos trae muchos recuerdos, pero todo lo que empieza, termina; todo lo que nace, muere”, dice Edgar Valcárcel Díaz, dueño del inmueble e hijo mayor de Rosa Elena Díaz Cárdenas, fundadora de la picantería.

“El Pato” tiene 125 años de existencia. Los registros indican que aquí comieron los ex presidentes del Perú, Fernando Belaunde Terry y Alan García Pérez. Igualmente Los Hermanos Dávalos y el fundador del SUTEP, Horacio Zeballos Games, solo por mencionar algunos nombres.

CIERRE

Para la historiadora, Andrea Ocampo Maceda, el anuncio de cierre de este local es un fenómeno natural que va acorde con las exigencias de la vida moderna. “Lo viejo queda atrás, pero la comida fuerte, esa tradición gastronómica no va a cambiar”, añade.

Similar opinión tiene Ramírez Angulo al afirmar que la venta de la casona forma parte de un proceso evolutivo, de un reacomodo a las necesidades económicas.

HISTORIA PICANTERA

La historia nos recuerda que a fines del siglo XIX e inicios del Siglo XX, las picanterías eran lugares verdaderamente criollos. Nadie se servía cerveza. Las mesas estaban llenas de vasos colmados con el licor de los incas. Se distinguían por sus clásicas ramadas y la presencia de los tañedores de guitarras y cantores de yaravíes, que poco a poco, han sido reemplazados por radiolas, televisores y radio receptores.

En el Cercado de Arequipa, en lo que era el local del cable West Coast, edificio de Rivero, hacia la calle San Francisco, había una picantería. Frente a la Iglesia San Agustín, había otra picantería. Los trabajadores de los bancos de ese entonces: Banco del Perú y Londres, Banco de Reserva y Palacio Goyeneche no se privaban de los picantes de la segunda cuadra de la calle La Merced.

En la esquina de Peral y Santa Marta, existía la picantería de la Sociedad Eléctrica. En la calle Guañamarca, hoy Rivero, había otra picantería. En la calle Puente Grau estaba la Picantería “La Cueto”, y por el barrio San Lázaro estaba la famosísima picantería “La Sebastopol”, una taberna o chichería donde los conjurados del movimiento rebelde de 1858 se reunieron para tramar sus acciones. La escritora arequipeña María Nieves y Bustamante, dio cuenta de ello en su popular novela “Jorge o el Hijo del Pueblo”, publicada en la década de 1890. Por ello, la historiadora norteamericana Sara Chambers sugiere que en las chicherías se conspiraba.

Camino a Tingo estaba la picantería “La Manchuria”. Al otro lado del río Chili, entre las chacras, estaba la Picantería “Taquile”, en donde intelectuales bohemios dormían, muchas veces, en improvisadas camas, pues el retorno era poco menos que imposible.

Si en una picantería se arriaba el pendón rojo, entonces ya no había picante, pero la clientela se mantenía en el local jugando naipes o bebiendo el famoso resacado de anís.

El historiador Antero Peralta Vásquez, en su libro, La Faz Oscura de Arequipa, recuerda en las picanterías se almorzaba sudando, silbando a todo rabiar por culpa del rocoto. Todos ingresaban a esos salones desde las 4 de la tarde. Se les recibía con un vaso de “bebé” de un litro. Ellos levantaban, con un tincanazo, su sombrero y se lo embrocaban de una sola tonkoreada, blanqueando los ojos. Acto seguido se sentaban en la mesa a saborear los ricos picantes. Esa era la tradición de antaño.

PLATOS

El pepián de conejo,

Rostros asados (cabeza de cordero)

“Rachi” de panza

Puchero

Chaque de tripas

Chuño negro molido

Cazuela de viernes

TRÁMITE

Actualmente los historiadores Enrique Ramírez, Andrea Ocampo y Melinda Turpo, viene elaborando en Arequipa un expediente de mil páginas para que las picanterías del Perú sean consideradas como Patrimonio Cultural Inmaterial. El documento será presentando al Ministerio de Cultura.

PICANTES

La picantería arequipeña surgió en las tabernas de chicha desde a mediados del siglo XVI. Las picanterías, antiguamente eran consideradas como chicherías, luego tabernas de chicha. Eran centros por excelencia de la gastronomía popular de Arequipa. Existen picanterías fuera del Cercado como en Yanahuara, Characato, sabadía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s